Portada » Lecciones » Reto 3: La función de relación de las plantas.

Reto 3: La función de relación de las plantas.

Previsualización

¿Sabías que las plantas también se relacionan? Con esta última misión te convertirás en Ecosalvador de las plantas. ¿Estás preparado?

¿Qué es la función de relación en las plantas? ¿Ante qué reaccionan las plantas? ¿Cómo afectan la luz, la temperatura, el agua y las estaciones del año en el mundo de las plantas? La función de relación en las plantas es una de las tres funciones vitales que realiza todo ser vivo y son la función de reproducción y la función de nutrición. La función de relación de una planta es el conjunto de reacciones que produce una planta ante los cambios en el ambiente en el que viven: luz, agua, tiempo atmosférico, contacto… Las plantas reaccionan ante la luz: los tallos de las plantas crecen y se retuercen buscando la luz del sol. Durante el día las hojas y las flores de las plantas giran para buscar la mejor posición con respecto al sol. Las horas de sol también influyen en la floración de las plantas, a más horas de sol más flores. Y también sucede al contrario, cuando hay menos horas de luz, algunas plantas pierden sus hojas. Las plantas reaccionan al agua, las raíces tienden a crecer hacia zonas donde existe una mayor cantidad de agua, para facilitar la supervivencia de la planta. La función de relación de las plantas también se extiende al contacto. Plantas trepadoras: las plantas trepadoras van creciendo alrededor de los obstáculos que encuentran, sus tallos verdes van enrollándose en los objetos que va encontrando. Plantas que liberan sustancias tóxicas: existen plantas que liberan sustancias tóxicas cuando son mordidas por insectos o por pequeños animales herbívoros. Existen plantas como las mimosas o las atrapamoscas que son capaces de cerrar sus hojas al contacto con pequeños insectos como las moscas, así quedan atrapados en su interior y son cazados. Las plantas también reaccionan a las estaciones del año, por ejemplo a la primavera, en esta época del año los días comienzan a ser más largos y hay más luz solar, por tanto las plantas renuevan sus partes verdes para aprovechar la luz del sol y hacer la fotosíntesis. Otro cambio que se produce en la primavera es el aumento de la temperatura, comienza a hacer más calor lo que conlleva un aumento de los insectos que ayudan en la polinización de la planta para su reproducción. Las plantas florecen para aprovechar esta circunstancia. En otoño se produce el efecto contrario, los días se hacen más cortos, por lo que hay menos horas de luz solar, las temperaturas descienden, por lo que algunos árboles que llamamos de hoja caduca comienzan a perder sus hojas. Hacen esto para evitar la congelación de sus hojas y entran así en un estado de reposo.


Volver a: Ecomisión: Las Plantas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *