Diario de un maestro emprendedor: rompemos las normas el primer día de clase.


¡Buenas tardes y bienvenidos de nuevo al blog! Estoy muy feliz por haber comenzado el curso escolar con mis compañeros, alumnos y alumnas. Me alegró mucho verlos de nuevo y comprobar el cariño que nos tenemos.

Hoy dará comienzo a una nueva categoría en mi blog llamada llamada “Diario de un maestro emprendedor” en la que voy a hacer un repaso por las actividades y tareas que haremos en clase con el alumnado.

Os cuento que este durante este curso escolar mi objetivo es dejar de lado el libro de texto y relegarlo a un papel secundario, como explico en la presentación del blog. Me gustaría ir introduciendo muchas más tareas para trabajar las competencias básicas y que las actividades que realicemos tengan un impacto directo en nuestro entorno, intentando cambiar algo que no nos guste.

Los valores que nos quiarán serán la solidaridad, el compromiso con la naturaleza, el patrimonio y el mobiliario de la localidad.

Hoy he mantenido el primer contacto tras dos meses de vacaciones con mis alumnos y alumnas, he de decir que todos están muy ilusionados, hemos compartido un momento muy especial con una actividad diferente: hemos roto las normas del cole.

Principios y valores de nuestra clase.

Primera redacción de los principios de nuestra clase.

Rompemos las normas del colegio

Desde el centro nos han repartido las normas del colegio y sus respectivos castigos. Imaginaros la cara de ilusión y de sorpresa cuando les propuse este trato:

“Podemos romper las normas del colegio pero a cambio debemos transformar esas normas en principios”

Por ejemplo, una de las normas era “No pelearse y no insultar“, la hemos transformado en un principio llamado “Somos dialogantes y pacíficos“.

Otra de las normas era “Llegar a las 9 a clase” y lo hemos transformado en el principio “Somos puntuales” otra por ejemplo era “No reírse de los fallos de los compañeros” y lo hemos transformado en dos principios “Sólo hago críticas constructivas  y somos pacíficos”.  

El típico “Presta atención al maestro” lo hemos transformado en “Somos atentos“, especificando que vamos a ser atentos con los compañeros y con los maestros todo va a ser algo recíproco.  

Prohibido tirar papeles al suelo” lo hemos transformado en el principio de “Nos gusta la limpieza” Luego el papel lo hemos roto, intentaremos ser consecuentes con los principios que hemos comenzado a redactar y que seguiremos construyendo a lo largo del curso, con revisiones constantes.

Esta idea la he sacado de del libro Los 7 Hábitos De La Gente Altamente Efectiva de Stephen Covey y en él se dice que debemos elegir nuestros principios y nuestros propósitos en la vida siendo proactivos, anticipándonos a las situaciones.

A partir de esos principios crearemos la misión personal de cada uno siendo una de las actividades que trabajaremos en clase. Me gustaría que hiciéramos un enunciado de misión personal individual de cada niño y como grupo y que lo pusiéramos en práctica. Lo colgaremos en clase para tenerlo siempre presente, lo pudiéramos revisar periódicamente y añadir, quitar o cambiar siempre que lo creamos oportuno.

Partimos de las ideas de nuestro alumnado

Si partimos de la reflexión del alumnado y no de la imposición de una serie de normas puede ser que estos niños y niñas se sientan más implicados, que hagan suyo los principios y valores que hemos construido entre todos basados en el respeto y la empatía.

Tarea para casa

El primer día les puse tarea, no os asustéis no trataba de hacer actividades ni de escribir, tenían que pensar en casa algún principio o valor más que desearan añadir. Cuando las comentamos en clase nos encontramos la dificultad de que los niños tenían a emitir los principios como si fueran una norma.

Otra cosa en la que les he pedido que piensen acerca de lo que le gustaría hacer en clase: si les gustaría investigar, experimentar y que entre todos construyamos un proyecto común que vayamos desarrollando a lo largo de todo el año.

De esta manera podríamos ganar la batalla a la tiranía del libro de texto y conseguiríamos lograr un aprendizaje significativo en nuestro alumnado y conectar todos ellos con el entorno, logrando adquirir un conocimiento que va a perdurar.

Hoy en día las competencias claves nos hacen caminar hacia la consecución de tareas y productos. Se antepone el hacer al saber. Por ejemplo, no es lo mismo violinista que aprenda solfeo y que en el examen le pongamos una partitura para que ponga debajo del nombre las notas: por ejemplo Do, Re, Mi… así demostraría que se sabe la teoría.

En cambio el enfoque de las competencias claves van encaminadas hacia el saber hacer, la contraposición de este examen sería tocar la partitura y ejecutar todas las notas que están escritas en el pentagrama.

Espero que os haya gustado este nuevo formato esta nueva línea de artículos que voy a ir escribiendo para manteneros bien informados. Tengo dos propósitos este año es innovar en el aula crear nuevos materiales y que esto es materiales te puedan servir.

Sustituir normas por principios.

Sustituyendo normas por principios.

Me gustaría saber si te ha gustado este artículo, si quieres saber más te puedes suscribir ¡muchas, muchas gracias!


5 Responses to Diario de un maestro emprendedor: rompemos las normas el primer día de clase.

  1. Eugenia Jiménez 15 septiembre, 2016 at 3:51 pm #

    Es muy interesante lo que comentas, debemos dejar atrás la figura de que el maestro lo sabe todo y aprender más delos niños.

    • Jonatan Cárdenas 15 septiembre, 2016 at 4:45 pm #

      Estoy de acuerdo contigo, si nos mostramos como seres perfectos difícilmente seremos un modelo a seguir, en cambio si dejamos ver nuestro lado más humano con defectos y virtudes, conectaremos directamente con los alumnos. Gracias por tu comentario!

  2. Noelia 20 diciembre, 2016 at 9:24 pm #

    Muy buen enfoque que comparto totalmente. Ánimo y suerte en la nueva andadura.
    Gracias por compartir.

  3. Frank 12 agosto, 2017 at 2:35 am #

    Me agradq la forma en que escribes y tu post me sirvio mucho para mi clase.

    • Jonatan Cárdenas 12 agosto, 2017 at 6:18 am #

      ¡Muchas gracias!Para mí es una alegría que también te haya servido en clase. ¿Has hecho alguna actividad parecida? Un saludo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies